tumbona plegable

Las mejores Tumbonas plegables 2021

Tumbonas plegables

Y es el deseo de salir al sol y disfrutar de un tiempo de relax en la piscina o la playa. Ya sea en agua dulce o salada, todos tienen algo en común: el deseo de comodidad. ¿Qué puede ser más cómodo que una tumbona plegable?

Bueno, nosotros tampoco podemos. Por eso hemos creado esta guía de las cosas que serán nuestras mejores aliadas este verano. ¿Aún no tienes uno? ¿Crees que ha llegado el momento de una actualización? Siga leyendo para conocer nuestros mejores consejos sobre cómo hacerlo.

Lo más importante es recordar

No importa lo que te hayan dicho, tomar el sol en el suelo (arena o hierba, da igual) no es lo mismo que tomar el sol en una tumbona. Si es plegable y se puede llevar a cualquier parte, mejor.

Con el paso de los años, las tumbonas plegables se han modernizado y hoy se puede disfrutar de modelos realmente cómodos y prácticos.

Sin embargo, para no arrepentirse de su elección, es importante tener en cuenta los criterios de compra, como la forma, el material, la portabilidad y los extras. ¡Lo quiero todo! Si busca lo mejor de lo mejor, se lo recomendamos encarecidamente.

Las mejores tumbonas plegables del mercado: nuestras favoritas

Sabemos que está deseando disfrutar de ese descanso tan necesario en el que lleva pensando desde que se fue el verano pasado. Por eso, para facilitarle la búsqueda de una nueva tumbona plegable, hemos reunido una selección de las mejores del mercado.

Guía de compra: lo que hay que saber sobre las tumbonas plegables

¿Te has preguntado alguna vez si has estado eligiendo los accesorios de tumbona equivocados todo este tiempo? Bueno, si has llegado hasta aquí, probablemente sí. Por eso queremos responder a todas sus preguntas sobre su nueva tumbona plegable. Dispara.

¿Por qué elegir una tumbona plegable?

Hay muchas tumbonas por ahí. Pero, ¿por qué tumbonas plegables? Es una de las preguntas más frecuentes que nos hacen. Y la respuesta es realmente sencilla: comodidad y versatilidad. Así es. Con una tumbona plegable, obtendrá todas las ventajas de una tumbona tradicional y más.

  • Son mucho más ligeros y fáciles de transportar.
  • Estas características no sólo tienen que ver con la comodidad, sino también con la calidad de los materiales utilizados y los numerosos extras.
  • Una vez plegada, es muy compacta y se puede guardar en cualquier sitio.
  • Al ser tan compacta, es conveniente si quieres llevarla en el coche a la playa o de viaje.
  • Es muy fácil de plegar y montar.

Diferencias entre tumbonas plegables, sillas de playa y hamacas

Hemos visto todas las ventajas de las tumbonas plegables, y nos gustan. Pero si ya tienes una silla de playa o una hamaca, ¿realmente necesitas una tumbona? Sí y no. En realidad, estos tres artículos son bastante diferentes y depende de para qué los necesites.

¿Existen diferentes tipos de tumbonas plegables?

Los tipos, como tales, no. Las tumbonas plegables no son todas iguales. Esto significa que, aunque tienen algunas cosas en común, difieren en ciertos aspectos. Por ejemplo.

  • Tumbonas plegables con ruedas: son muy prácticas, ya que las ruedas nos permiten moverlas más fácilmente, tanto plegadas como extendidas.
  • Tumbonas acolchadas: son las más cómodas, ya que cuentan con un acolchado que proporciona comodidad mientras nos tumbamos en ellas.
  • Tumbonas fijas o plegables en varios niveles: La mayoría de los modelos actuales son multinivel, lo que significa que se puede ajustar el respaldo, pero también hay modelos fijos.

¿Cuál es el mejor para llevar a la playa?

Una vez que tenga una tumbona plegable, querrá poder transportarla fácilmente y llevarla a la piscina o a la playa. Sin embargo, dependiendo del uso que quieras darle, hay algunas características esenciales que debes buscar para que sea práctico y cómodo.

¿Y cómo guardo mi tumbona plegable cuando no la uso para que no se estropee?

Esta es, sin duda, una de las preguntas más básicas sobre las tumbonas plegables (y cualquier otro artículo de verano). Una tumbona tiene que ser un artículo duradero, y por eso es importante cuidarla adecuadamente durante los meses que no se utiliza.

¿Sabías que una de las principales razones por las que tienes que sustituir tus tumbonas de un verano a otro es porque las guardas mal? Sí, y es muy sencillo. Sólo tienes que asegurarte de guardar tus tumbonas en un lugar protegido de la luz y la humedad excesiva.

Puedes cubrir estos artículos con una funda especial o simplemente cubrirlos con una bolsa. Por supuesto, no olvides lavarlos a fondo antes de guardarlos (según el material). Por supuesto, tendrás que repetir este proceso al año siguiente cuando vuelvas a sacarlos.

Criterios de compra

A primera vista, puede parecer fácil elegir una tumbona plegable. Sin embargo, si no lo haces bien, a menudo te arrepentirás. Por eso es importante tener en cuenta algunos criterios de compra, que hemos expuesto a continuación.

  • Forma y comodidad
  • Material
  • Plegable
  • Transporte y versatilidad
  • Extras

Forma y comodidad

Para decidir cuál es el mejor modelo para usted, lo mejor es empezar por el más común: la forma. Hay diferentes formas de tumbonas plegables y no todas son igual de cómodas. Todo depende de tus preferencias y del uso que le vayas a dar. En primer lugar, hay que tener en cuenta dos cosas.

Para tomar el sol de forma relajada, son adecuadas las tumbonas que permiten tumbarse completamente en horizontal.
Los que se mantienen en posición semirrecostada o erguida son mejores para hablar o leer.

Material

Acero, aluminio, madera, ratán, PVC o resina. Cuando llegas a este punto, es fácil sentirse abrumado por tantos materiales que es difícil saber cuál es realmente el adecuado para ti. Bueno, todos tienen sus pros y sus contras, así que la elección se reduce de nuevo a nuestro uso y necesidades.

Plegable

No se preocupe, no tenemos ningún tipo de plegado. Ya se ha dicho bastante, ¿verdad? En este punto, una vez elegida la forma y el material, sólo hay que mirar cómo se pliega cada modelo. Al comprar en línea, es habitual que el fabricante indique este dato como uno de los factores decisivos.

Lo mejor de esta maleta es que es fácil de plegar. Como hemos dicho antes, lo último en lo que quieres pensar cuando quieres tumbarte es en montar y desmontar tu tumbona. Por supuesto, cuanto más se pueda doblar, mejor.

Transporte y versatilidad

Pensando más en términos prácticos, no podemos pasar por alto la cuestión de la transportabilidad y la versatilidad de la tumbona plegable en el futuro. Para su transporte, es fundamental que se plieguen de la forma más compacta posible y, si queremos dar un paso más, que tengan ruedas.

Cuando hablamos de versatilidad, nos referimos principalmente a los diferentes usos que podemos dar a una tumbona. Tiene que ser un modelo realmente versátil.

  • Dispone de un respaldo que se puede ajustar en varias posiciones para encontrar la postura más cómoda según la situación.
  • El material debe ser lo más duradero posible para que pueda llevarlo a la playa, a la piscina o simplemente como parte de la decoración de su jardín.
  • Debe haber extras para que su tiempo en la tumbona sea más cómodo.

Extras

¿Y qué son esos extras de los que hemos hablado? Pues bien, son simplemente complementos y accesorios que pueden no parecer necesarios a primera vista, pero que acaban marcando la diferencia. Muchos de ellos están incluidos en el propio paquete del sillón reclinable, pero si no es así, puede adquirirlos por separado. Entre los más populares están.

Almohadas o colchones: si queremos añadir aún más comodidad. Además, con algunos materiales muy duros, más que una opción es una necesidad.

Parasol: Especialmente si nos gusta pasar mucho tiempo en las tumbonas, es necesario cubrir la cabeza. La mayoría de los modelos actuales tienen su propia estructura, pero algunos tienen ganchos universales que facilitan mucho su instalación.

Posavasos: siempre es una buena manera de tener a mano tu refresco favorito en un día caluroso. Al igual que con los paraguas, hay modelos universales.

Fundas: necesarias para guardar y mantener en buen estado las tumbonas en todos los meses que no las utilicemos, para protegerlas de la lluvia y la humedad, así como del polvo.

Resumen

¿Se le ocurre algo mejor en estos momentos que pasar un día de pereza en la playa o la piscina bajo el sol? No es así. Y una buena tumbona plegable sería probablemente una mejora significativa. Por suerte, puedes encontrar muchos modelos.

Se pueden plegar, para poder llevarlas a la playa o a la piscina y guardarlas más cómodamente. Sea como fuere, los modelos actuales son cada vez más cómodos y están diseñados para ofrecer una comodidad absoluta. Pero son asequibles para todos los bolsillos, ¿quieres pensar más?